La musicoterapia una excelente herramienta para la vida

Para algunos la música es solo un hobby, para otros es su trabajo, mientras que para un sinnúmero de personas es la receta perfecta para lograr un equilibrio físico, emocional y espiritual. Acompañar una melodía relajante, con una luz tenue en un sofá sumamente cómodo luego de un día ajetreado y estresante en oportunidades se hace los mas necesario. 

En medio de todas la preferencias, la música surge como una disciplina al igual que la práctica de yoga, que es una alternativa terapéutica cuyo fin es es de actuar como un purificador del ritmo vertiginoso de la sociedad. No es un descubrimiento nuevo el hecho de que la musicoterapia ha sido empleada como parte de las herramientas facilitadoras de la recuperación en tratamientos aplicados desde la década de los años 40, con lo cual se podía lograr una gran cantidad de efectos alentadores en las personas. 

La tensión y el estrés se ven liberados 

De la música funcionan como terapia algunos sonidos en concreto, diversas melodías, armonías y ritmos con los cuales se pueden asistir una gran variedad de necesidades cognitivas, psíquicas, físicas, y sociales del ser humano. Los beneficios que puede alcanzar van desde aliviar los síntomas de la depresión, libera el estrés,  logra altos niveles de relajación y desvanece la tensión. Así mismo, la musicoterapia ha sido empleada con fines preventivos, educativos además de psicoterapéuticos.

Por otra parte, ha resultado beneficiosa para promover la expresión individual facilitando la comunicación y con ella, la integración social. Pero todo se logra solo con melodías lentas y armónicas con las cuales se pueden suavizar de alguna manera la actividad física abriendo el paso a la contemplativa. 

Se recomienda para algunos trastornos en específicos

La recomendación como terapia de la música puede hacerse extensiva para los niños que han sido diagnosticados con necesidades específicas y ello se debe a que puede promover un mejor desarrollo en lo que respecta a la concentración, el control de diversos impulsos o bien, con la concentración y atención. 

La música también suele ser efectiva para el manejo del  trastorno generalizado del desarrollo, insomnio, trastornos depresivos y además en enfermedades neurológicas, para aminorar y canalizar el estrés y con ello, la ansiedad. Algunos especialistas, sugieren que las personas reconocen los sentimientos que tienen su origen en ciertas melodías, con lo cual pueden intuir la influencia que esta puede tener en nuestros animo, siendo esta la razón por la cual solemos elegir obras musicales con ciertas características acordes con las energías con las que se cuenta en ese momento. 

En cuanto a la música clásica

En este ámbito, también encontramos especialistas que sostienen que al igual que las melodías sin palabras, las que sí las tienen también marcan un buen resultado al momento de usarse como parte de las terapias. Además, otros estudios señalan que la música clásica incrementa el proceso de producción celular, estabiliza el ritmo respiratorio y de la misma forma, el  ritmo cardíaco a todas las edades, incluso a los bebés desde que se encuentran en el vientre materno.